✏️ Moviendo píxeles desde el siglo pasado para solucionar problemas de tecnología a través de interfaces un poco más humanas

Creo en el diseño hecho artesanalmente, a mano. En el diseño que se proyecta a veces con un lápiz y un papel y otras veces con una herramienta de diseño. En el que unas unas veces el resultado es una pantalla y otras una hoja de cálculo.

Me gusta pensar que diseño cosas digitales para las personas, para las que usan el servicio y para las que no. Diseñar todo lo que pasa en las pantallas y todo lo que sucede fuera de ellas. Trabajar las relaciones que se producen entre las personas, el diseño, la tecnología y el negocio. Formular problemas y plantear soluciones que proporcionen las condiciones para una mejor experiencia de uso.

A priori no sabré cuál será la entrega del proyecto hasta que no empecemos a saber más de él y, después quizás cambie. Podrá ser un prototipo detallado sobre el que probar soluciones, un bloque de wireframes sopara plantear diferentes hipótesis.

O hasta un diagrama Bpmn que represente el proceso completo, una única pantalla o incluso un documento de texto o una hoja de cálculo.


Planificación de la investigación

Análisis de investigación

Diseño de servicios y productos

Arquitectura de la información

Diagramas BPMN

UX Writing

Diseño de interacción

Prototipado

Evaluación de la usabilidad

Gestión de proyectos


Me encuentro muy cómodo diseñando cada una de las interacciones que se producen entre las personas y el servicio a través de una interfaz. Definiendo todos los procesos que implican de qué manera los humanos, el diseño y la tecnología conviven con la capa del servicio.

También categorizando complejas arquitecturas de información y jerarquizando la información para hacerla más acorde con los objetivos de servicio.

Definiendo interfaces orientadas a la conversión, a la comprensión de información o a la ejecución de tareas. O escribiendo todos y cada uno de esos pequeños que acompañan a tu producto. 

Poniendo la atención en cada pequeño detalle, tanto en los detalles que se ven como en aquellos que no se ven. 

Creo que soy mejor en la incertidumbre. En proyectos abiertos en constante fase de definición, en medir acciones concretas a partir de aquí todo empieza a mezclarse pero a la vez a cobrar sentido: comprender el problema, observar, definir, crear, prototipar y probar y volver a empezar. 

Generalmente escucho mucho y hablo poco, pregunto y cuestiono cada respuesta. Soy puntual en todas y cada una de las entregas, sean cuales sean porque quizás acabe todo en un documento de texto. Quizás en una hoja de cálculo. O en un prototipo completo. O incluso en una conversación. Todo depende.

Y así año tras año durante estos últimos casi 20 años desarrollando interfaces de usuario para web, móviles, pantallas táctiles y ayudando a diseñar productos y servicios a grandes clientes y no tan grandes y colaborando con agencias pequeñas y no tan pequeñas en multitud de sectores.


Banca

Sanidad

Educación

Seguros

Publicidad

Automoción

Inversión

Transportes

Medios de comunicación

Comercio electrónico

Viajes

Energía


ESTE POST ES DE HACE POCO

Alegría

Estamos tan obsesionados con crear interfaces útiles y en construir productos rentables y beneficiosos que no siempre se perciben como experiencias agradables. Hemos llenado las pantallas de interfaces funcionales que han perdido brillo, atractivo y… alegría.

LEER MÁS ⟶

Este sitio usa cookies que me ayudan a saber de dónde vienen las cuatro visitas que tengo, lo que hacen y cuánto tiempo pasan aquí. mandangas legales

La mandanga legal de las cookies Hay una ley, la Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos de terceros (básicamente de Google) con el único objetivo de medirte a ti y a los cuatro más que me visitan, esto sólo te va a salir una vez si lo aceptas y si no pero continúas navegando, asumo que todo guay. Si no te parece bien me dejarás sólo con cuatro visitas este mes pero oye qué no te preocupes que que nadie te obliga a entrar aquí.

Al lío