Lo complejo de la simplicidad

La teoría nos dice que cuanto más sencillo sea un diseño o una interfaz, más fácil será de usar. Y de aprender. Y se conseguirá una mejor experiencia de usuario. La búsqueda de la simplicidad a través de la complejidad es todo un reto. ¿No?

Cuando la simplicidad no es tan simple

Basta con ponerse a crear una interfaz para darte cuenta rápidamente que lograr la simplicidad no es tan simple. Piensa en todas y cada una de las características de la interfaz. Ahora hay que determinar el funcionamiento, cómo se ve y cómo interactúa con otros elementos de la interfaz.

Hay que buscar la simplicidad ofreciendo toda la complejidad posible. ¿no? Añadiendo, bajo mi punto de vista, la máxima componente de complejidad a lo que no se ve y dejando lo más simplificado posible la parte con la que interactúa el usuario.

Lo complejo de la simplicidad

Para muestra un botón

¿Tienes coche? No cabe duda que el cambio de velocidad manual es más complejo de usar para las personas y menos intuitivo. Sin embargo el cambio automático es más simple. ¿A que sí? Pero si te paras a pensar un momento, tecnológicamente es más complejo.

¿Qué ha ocurrido? Pues que, en su momento, hubo un gran proceso de ocultación de su complejidad. Algunos servicios que parece que no evolucionan que no son complejos, realmente sí lo son. Google se renueva constantemente de manera interior, sin quitar su simplicidad en la parte que el usuario ve, pero modificando constantemente su complejidad interior.

El gran reto de la simplicidad

La cuestión no es que para ganar en simplicidad tengamos que huir de la complejidad. No es una elección. No es una o la otra. Hacer algo simple es trasladar la complejidad de un lugar a otro, no se trata de eliminarla.

Es fácil pensar que tendremos más simplicidad eliminando complejidad, cuando lo que debe perseguir es eliminar lo superfluo y trasladar la complejidad obligatoria. A veces, un sólo cambio en la interfaz, logra mejoras en la experiencia de usuario.

Hacer algo más simple a menudo es trasladar la complejidad de lugar, quitarla del lado del usuario para ponerla en el lado de la tecnología

Para ganar en simplicidad muchas interfaces ocultan condicionalmente controles para revelar poco a poco la experiencia a los usuarios. Los que quieren investigar, los que necesitan más control encontrarán las opciones para manejar la interfaz. Los que no tendrán la suficiente simplicidad para manejar la interfaz sin mas problemas. Llegar a ese equilibrio requerirá un análisis profundo y buen número de test y pruebas.

La tecnología al servicio de los usuarios

El objetivo no es ni más ni menos que poner la complejidad en el producto y exponer la simplicidad en el lado del usuario. Abordar este proceso en la definición del proyecto es la clave para lograr lo que buscamos: la correcta experiencia de usuario.

Usa la tecnología para ocultar esa complejidad. Para que los procesos más complejos sean transparentes y simples para el usuario. ¿Y tú? ¿Cómo lo ves?

Bola extra

Publicado mas o menos el 7 de junio de 2011 a las 3:02 am por César García Gascón, archivado en las categorías AI, Diseño de interacción, Usabilidad y etiquetado cómo , , , . Siéntete libre de comentar un poco más abajo si quieres.

6 comentarios

Muy interesante lo que he leído, y con tu permiso he copiado los enlaces recomendados para leerlos a partir de mañana,
Enhorabuena, he quedado impresionado, y seguiré todos tus consejos que pueden simplificar muchas cosas, en esto de las redes sociales.
Gracias y un saludo

Hola,

Justo estoy releyendo el libro de Maeda en español: «Las leyes de la simplicidad» publicado por editorial Gedisa y sólo puedo recomendarlo.

Me ha gustado mucho tu post y tu Blog.

Un saludo y hasta otra.

PD: Gracias a @noe por que gracias a su tweet encontré este post tan oportuno en estos momentos…

EC

Hola César,

Aunque sea de hace varios meses este artículo, es muy interesante y ahora recién me lo encuentro buscando por un tema como este. A decir verdad, me fascina que haya encontrado este tema tuyo ya que no hay otro parecido (al menos no encontré, casi) en español.

Muchas personas se olvidan que lo simple es complejo y lleva su tiempo también poder planificarlo. Personalmente me gusta mucho lo simple y minimalista, pero siempre cuidando la interacción que hay detrás de esta por ser vital para toda aplicación.

Lo reitero, me ha gustado mucho este post y voy a leerme todos los otros que has publicado. Simplemente, genial… además, un gusto el poder haber encontrado tu blog, César. Te leeré más a menudo.

Saludos!

Deja una respuesta

Este sitio usa cookies que me ayudan a saber de dónde vienen las cuatro visitas que tengo, lo que hacen y cuánto tiempo pasan aquí. mandangas legales

La mandanga legal de las cookies Hay una ley, la Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos de terceros (básicamente de Google) con el único objetivo de medirte a ti y a los cuatro más que me visitan, esto sólo te va a salir una vez si lo aceptas y si no pero continúas navegando, asumo que todo guay. Si no te parece bien me dejarás sólo con cuatro visitas este mes pero oye qué no te preocupes que que nadie te obliga a entrar aquí.

Al lío