La importancia de la estrategia

¿Cómo afrontamos un proyecto? Utilizar una buena estrategia puede llegar a marcar la diferencia entre un proyecto web y un buen proyecto web.

A menudo nos encontramos con proyectos creados sin definir unos objetivos, sin marcar una estrategia, en definitiva sin seguir un criterio que permita evaluar el resultado del proyecto de una manera objetiva.

Fijar un objetivo

¿Qué pretendemos con este sitio web? ¿A quién queremos llegar? ¿Cómo lo haremos? Preguntas sencillas que, a menudo, son eliminadas de los proyectos. No se formulan al cliente y en el peor de los casos ni siquiera se las formula el equipo que desarrollará el proyecto. En el mejor de los casos el proyecto se ha realizado pero transcurrido un tiempo el cliente se da cuenta de que no sabe para que tiene una web, deja de creer en nosotros y se desencanta con el medio. No se han cumplido objetivos, pero… ¿los había? Si los había ¿Por qué no se han cumplido?

¿Cómo fijamos el objetivo?

A la hora de marcar unos objetivos al inicio del proyecto debemos observar el medio y la empresa. El cliente sabe cuál es su negocio y nosotros dominamos el medio. ¿Por qué nos aconsejamos al cliente? ¿Por qué no buscamos el objetivo que debe alcanzar el proyecto? Claro está que es mas fácil para nosotros justificarnos a posteriori con un “es lo que quería el cliente…”

Fijando un objetivo conjunto el cliente hará más propio el proyecto, no se limitará a la entrega de material y el pago del proyecto. Se verá a sí mismo como una parte fundamental, como uno más del equipo. Sin que cuando salga de nuestro estudio sea capaz de recordar cómo es su nuevo sitio web o siquiera su dirección.

¿Qué queremos conseguir?

Llegados a este punto tenemos más o menos claras las preguntas del objetivo, ¿qué? ¿a quién? ¿cómo? Y todas las que puedan marcarnos la línea… Así fijamos el concepto, la línea a seguir… en definitiva el objetivo para este cliente, recordemos que nuestro cliente es distinto a cualquier otro de su sector. Su sitio web será el adecuado a su estilo de empresa.

En estos momentos entraremos en “lucha” con el cliente, en la mayoría de los casos el cliente no sabe como fijar un objetivo, lo sabe para su empresa, en su sector… pero los que dominamos el medio somos nosotros, debemos orientar, ayudar, apoyar, mostrar…

A través de encuestas, entrevistas, observación, psicología… podremos llegar a fijar los conceptos sobre los que va a crecer el proyecto.

El Concepto es el inicio de una relación con el cliente, en la que haga suyo el proyecto, cree un deseo de trabajar junto a nosotros en su sitio web, vea la importancia de tener un buen sitio web, orientemos en labores de marketing online… en definitiva: sea el creador de su sitio web.

Publicado mas o menos el 1 de noviembre de 2005 a las 2:47 am por César García Gascón, archivado en las categorías Diseño y etiquetado cómo . Siéntete libre de comentar un poco más abajo si quieres.

Deja una respuesta

Este sitio usa cookies que me ayudan a saber de dónde vienen las cuatro visitas que tengo, lo que hacen y cuánto tiempo pasan aquí. mandangas legales

La mandanga legal de las cookies Hay una ley, la Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos de terceros (básicamente de Google) con el único objetivo de medirte a ti y a los cuatro más que me visitan, esto sólo te va a salir una vez si lo aceptas y si no pero continúas navegando, asumo que todo guay. Si no te parece bien me dejarás sólo con cuatro visitas este mes pero oye qué no te preocupes que que nadie te obliga a entrar aquí.

Al lío